Actualidad

Cs lamenta la oposición del tripartito a enviar cuidadores profesionales a los niños confinados cuyos padres no pueden teletrabajar

by cscvalenciana — 17 febrero 2021 @ 12:44
Comparte
  • María Quiles asegura que la medida se ha implantado “con éxito” en otras autonomías y critica que el Botànic “no cree realmente en la conciliación familiar”

Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes ha lamentado que los grupos que sostienen al Gobierno valenciano, PSPV, Compromís y Podemos, se hayan opuesto en comisión parlamentaria a la propuesta de Cs para enviar cuidadores profesionales a los hogares con niños de hasta doce años que deban guardar cuarentena obligatoria y cuyos padres no puedan teletrabajar de ninguna manera.

“Bien sea porque el menor ha dado positivo, o bien porque alguien en su aula se ha contagiado y el centro ha cerrado, hay muchísimas familias que se están enfrentando a la dificultad de no saber cómo dejar a sus hijos pequeños en casa y poder seguir trabajando”, ha manifestado la diputada María Quiles.

Para la portavoz de Cs en el área de Igualdad, el rechazo a esta Proposición No de Ley (PNL) demuestra que el tripartito “no cree realmente en la conciliación familiar y esto va a condenar a miles de familias valencianas a tener que hacer frente a pérdidas económicas, al obligarles a cogerse bajas laborales para hacerse cargo de sus hijos”.

La parlamentaria ha señalado que “el objetivo del teletrabajo y la adaptación de los puestos laborales está muy bien, pero, lamentablemente, no es una realidad al alcance de todos”, por eso había planteado que las familias puedan acogerse “libremente” a un programa “que se está desarrollando con éxito en Madrid, por ejemplo, gracias al impulso del Ayuntamiento”. Además, Quiles ha presentado, “como alternativa”, que se establezcan ayudas económicas destinadas a la contratación directa de un cuidador, en caso de que los padres que no pueden teletrabajar decidan escoger esta opción, «algo para lo que el Gobierno de Castilla y León ya ha destinado una partida de tres millones de euros».

“Los representantes públicos tenemos que volcar todos los esfuerzos posibles para que la conciliación se traduzca en hechos, y, todavía más, en circunstancias excepcionales como las que vivimos”, ha destacado tras recordar que “el coronavirus ya ha dañado suficientemente la economía de todos los valencianos, por lo que el Gobierno valenciano no debería permitir que la falta de conciliación se convierta en un mayor perjuicio económico para padres y madres”.

Volver a ACTUALIDAD