Actualidad

OPINIÓN.- «Escurriendo el bulto de la T2»

by cscvalenciana — 16 enero 2017 @ 18:17
Comparte

Mª José García. Diputada Autonómica de Ciudadanos

Después de que las obras de la línea T2 de Metrovalencia hayan acogido una fiesta ilegal en Nochevieja, lo último que se esperaba del President de la Generalitat y del alcalde de la ciudad era que se saliesen por la tangente y lanzasen la pelota al tejado del Estado. En vez de asumir el problema y buscar soluciones, se atreven a afirmar que ellos no pueden hacer nada, que es el Gobierno de España quien debe invertir para acabar esta infraestructura que, recordemos, está paralizada desde 2011.

Ximo Puig cifra en 130 millones la financiación necesaria para concluir la primera fase del proyecto; pero asegura que el Consell no lo puede asumir, que debe ser Madrid quien ponga el dinero. Se sigue quejando de lo que ahora llama ‘infrainversión’ del ejecutivo central y ahí acaba su cometido. Lamentablemente, lo que es una tónica del Govern del Botànic: queja e inacción.

Por el contrario, lo que se presume de unos gobernantes responsables es que desbloqueen las obras en las que ya se han invertido dos tercios de su coste. Es por eso que Ciudadanos (C’s), ha instado al ejecutivo autonómico a finalizar la construcción de la línea en 2019 y ha pedido explicaciones por su dejadez. Queremos saber por qué no se destina ni un solo euro a esta infraestructura que atraviesa el Cap i Casal; sin embargo, no hemos obtenido respuesta.

En la misma línea, en el debate de presupuestos insistí en que era escandaloso que con el dinero de todos los contribuyentes se haya deshecho parte de lo construido en lugar de finiquitarlo. También, he solicitado visitar las obras y nadie ha contestado, todo son evasivas, por lo que lo he vuelto a pedir nuevamente, en espera que esta vez exista mejor voluntad y predisposición por parte del Consell.

Es decir, unos 400 jóvenes montan un botellón, hace cuatro años una persona se paseó en barca hinchable por el túnel inundado, y los diputados, los representantes de los ciudadanos, que lo único que queremos es ver cómo está el proyecto para aportar soluciones y mejorar, y no podemos entrar. ¡Increíble, pero cierto!

Evidentemente, al Consell se le ha ido de las manos este contratiempo. Nadie discute que lo han heredado; no obstante, esta no puede ser la excusa para no ponerse manos a la obra, nunca mejor dicho. Además, si la opción siempre es pasarle las dificultades al Estado para qué estamos nosotros aquí. Entiendo que la Conselleria también tendrá que aportar financiación para terminar esta infraestructura. El Govern tenía una oportunidad de oro en la aprobación de los presupuestos; pero son continuistas, no ayudan a la vertebración de la Comunidad Valenciana y se olvidan, de nuevo, de la T2, línea que mejoraría la movilidad de los valencianos.

Es intolerable que se hayan invertido 200 millones en un proyecto, que se está deteriorando por abandono y que los ahora máximos responsables sean capaces de reconocer que no actuarán, que es el Gobierno de España quien debe solucionarlo. Una vez más, Puig y Ribó han escurrido el bulto. En esta ocasión, matizaría, han escurrido la chapuza.

Volver a ACTUALIDAD